Tras el parón navideño y los excesos de los turrones que mejor manera de aprovechar estos días de sol invernal, dando un paseo lleno de historia por el parque de El Retiro para estirar un poco las piernas.

Dentro de El Retiro podemos escontrar las ruinas de la Ermita de San Pelayo y San Isidoro, templo católico medieval que data del siglo XIII construido en Ávila y tras su desarmortización fue traído a Madrid, donde fue recorriendo varios emplazamientos hasta que finalmente quedó ubicada en el parque de El Retiro.

image

image

image

image

image

image

Advertisements