Tras un largo invierno y unas copiosas nevadas, sobre todo en los primeros meses del año y a escasas semanas para la llegada oficial de la primavera, los almendros ya están floreciendo siendo el primer aviso del cambio de estación.

La flor de dicho árbol es de las primeras en florecer en el mes de Febrero dando unos brotes muy característicos de color blanco e incluso rosáceos según la variedad del árbol.

Durante estos dos meses antes de la llegada de la primavera, la nieve que ha cubierto los campos transmite el pigmento blanco a las flores del almendro hasta la explosión de colores de la estación más jovial del mundo vegetal.

En el Parque La quinta de los Molinos situado en la madrileña calle Alcalá, a la altura del metro Suanzes, se encuentra este espacio verde con una extensión de 25 hectáreas donde abunda una gran variedad arbórea, pero siendo el Almendro el protagonista del parque ofreciendo a partir del mes de Febrero un fantástico espectáculo.

006 005 004 003 002 001

Durante este fin de semana con este tiempo pre-primaveral que nos acompaña en la Comunidad de Madrid, que mejor forma de disfrutarlo que pasear por este campo níveo y rosa, contemplar la naturaleza en su máxima expresión a escasos kilómetros del centro de la ciudad.

Muchas veces no es necesario recorrer cientos de kilómetros para ver un campo de Almendros, en la ciudad de Madrid hay cientos de rincones maravillosos aún por explorar y que todavía nos pueden dejar sin aliento como en el caso del que les estoy hablando.

Espero que disfruten de este arte natural pasajero y dense prisa antes de que las flores dejen paso al fruto que tantas propiedades beneficiosas tiene para nuestra salud y comenzando por por la vista contemplando ese blanco nuclear de las flores hasta ese fruto rico en vitaminas, minerales y proteínas.

Advertisements