No se sabe bien la razón o cual es la historia pero lo que está claro que el bocadillo de calamares es uno de los platos estrella de la gastronomía de Madrid. Este simple manjar compuesto por calamar rebozado, aderezado con unas gotas de limón o bien con mayosena es uno de los productos más demandados en la capital, tanto por turistas como por los más castizos, tanto por la mañana de un domingo tras un paseo por el Rastro o bien antes de recorrer las tascas de la ciudad.

No hay muchas fuentes históricas en las cuales se haga referencia a que este animal acuático con tentáculos sea uno de los productos más demandados en la capital, lo que si se puede asegurar que los Madrileños en general tienen mucha predilección por el pescado en general.

En la ciudad hay centenares de localess donde se puede disfrutar de un buen bocadillo de calamares, desde el famoso restaurante El Brillante como los bares y tascas anexos a la Plaza Mayor.

En la Calle de Botoneras, nº 6, 28012 Madrid, muy próxima a la Plaza Mayor, está situado el Bar La Campana, donde posiblemente sirven los mejores bocadillos de Calamares de toda la ciudad. Este local fué inagurado en año 1870 y a través de tres generaciones han ido sirviendo bocadillos de calamares a todos los castizos como a los visitantes, viajeros y grandes ilustrados. Una de las curiosidades de este sito, era el lugar donde se guardaban los toros en los tiempos donde en la Plaza Mayor se realizaban las corridas de toros.

Un lugar céntrico donde poder disfrutar de un simple manjar y sentirse aún más castizo.

001 002 003 004 005 006 007 008 009

Advertisements