Semana Santa punto de inflexión en el año, punto medio desde comienzos de año hasta el verano, pequeño parón de nuestros quehaceres diarios, tiempo vacacional para ir a la playa o apurar las últimas cotas de nieve para deportes invernales y además periodo religioso correspondiente a la última semana de cuaresma donde se representa la muerte y resurrección de Jesús, siendo las procesiones su máximo exponente.

001

Durante estas fechas por todo el territorio español se realizan cientos de procesiones, siendo Sevilla centro neurálgico de esta festividad religiosa, sin perder de vista a otras regiones como Castilla León o Castilla La Mancha.

002

 

 

En cada parte de la península tiene su particularidad, tanto en las tallas de las figuras como en los nazarenos, plañideras y todo el séquito que compone una procesión. Las hay de todos los gustos y colores, desde las marítimas, la de los “borrachos”, las sobrias, la de los militares, la del silencio, la de la soledad y  un largo etc… Todas tienen un denominador común: la fe; con la que las personas siguen a los Pasos durante horas por toda la ciudad o bien los costaleros soportar cientos de kilos sobres sus hombros, ya sea por devoción, una promesa, pasión o tradicción.

003

Madrid tiene mucho que decir en Semana Santa, ayer se celebró el Viernes de Pasión, cinco procesiones pasearon por lugares más céntricos y emblemáticos tales como las calles Alcalá, Mayor, Carrera San Jerónimo, Mayor, Bailén, Atocha; las plazas de Cibeles, Neptuno, Canalejas, Mayor, Oriente y de la Villa; delante de los monumentos y edificios más icónicos  que conforman el centro de la ciudad.

004

012

Miles de personas abarrotaron las aceras y plazas, dando lugar a las tallas, guardando silencio sepulcral ante el Paso, dejando que el sonido de los instrumentos fuese la banda sonora de la procesión, cientos de flases para retratar el ambiente de pasión en su día más grande.

007

La ciudad cambia en estos días, una vuelta al pasado, pero en mismo escenario de siempre, donde transitan los coches y motos, donde los viandantes cruzan, ahora se llena de devotos, curiosos y turistas, para ver de cerca donde la tradicción se une con la modernidad.

 

 

 

 

 

 

————————————————————————

Corresponding Easter turning point in the year, half a point since the beginning of the year until the summer, small break from our daily chores, vacation time to go to the beach or rush the last Snowlines for winter sports and also period religious to last week of Lent where death and resurrection of Jesus is represented, with processions its greatest exponent.

During this time throughout the Spanish territory hundreds of processions, with Sevilla nerve center of this religious holiday, without losing sight of other regions such as Castilla León and Castilla La Mancha.

In every part of the peninsula has its particularity, in the sizes of the figures and the Nazarenes, mourners and the whole entourage made a procession. They come in all tastes and colors, from the sea, that of the “drunk” sober, the military, the silence, solitude and etc … They all have a common denominator: faith; with which people follow the steps for hours throughout the city or the bearers support hundreds of kilos on his shoulders, either by devotion, a promise, passion or tradicción.

Madrid has much to say at Easter, on Good Friday last five processions paraded held by most central and emblematic places such as Alcalá, Mayor, Carrera San Jeronimo, Mayor, Bailen, Atocha streets; Plaza Cibeles, Neptuno, Canalejas, Mayor, East and Villa; in front of the most iconic monuments and buildings that make up the city center.

Thousands of people packed the sidewalks and plazas leading to the carvings, keeping silence before the Paso, letting the sound of the instruments was the soundtrack of the procession, hundreds of flases to portray the atmosphere of passion in his day big.

The city changes these days, a return to the past, but in the same scenario always where passing cars and motorbikes, where pedestrians cross, now filled with devotees, onlookers and tourists to watch closely where the tradition joins with modernity.

 

Advertisements