Cada día que pasa la ciudad de Madrid se va llenando de una oferta gastronómica llena de franquiciados, sustituyendo a los clásicos bares o restaurantes que durante años la abuela dio de comer a varias generaciones de madrileños y visitantes, la otra oferta que nos llega es la gourmet, influenciada por los programas de televisión, donde lo más importante no es la comida en si, sino el adorno que le pongas.

En resumidas cuentas estamos ante una dictadura potenciada por los grandes chefs y las cadenas de restaurantes…donde la comida las estrellas ya no son los solomillos, ni el emperador ni los guisos de cucharas, han sido reemplazados por nombres americanos e italianos y las estrellas de los cocineros.

Pero no todo esta perdido en esta vida ni todo tan negro como se pinta, siempre hay un rayo de luz que ilumina a esta gris ciudad, podemos encontrar grandes sorpresas como La Finca de Susana, situada en la céntrica Calle del Príncipe n° 10.

image

Un restaurante de cocina Mediterránea con elaboración, buen producto, bien ejecutado y una excelsa decoración, una carta justa y precisa, unos precios asequibles y un lugar perfecto para pasar una grata velada a un precio justo. Los peros, no poder reservar porque si quieres disfrutar un rato a esperar.

image

Aquí la comida es la protagonista por encima del buen gusto de la decoración, es lo que tiene que prevalecer, sobre la carta todo apetece y cuando ves los platos pasar a las mesas, aun más.

image

image

image

image

Una grata sorpresa en pleno corazón de la ciudad.

image

Advertisements